Elementos fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje

Podemos analizar seis elementos fundamentales en el proceso de enseñanza- aprendizaje: el alumno, el profesor, los objetivos, la materia, las técnicas de enseñanza y el entorno social, cultural y económico en el que se desarrolla.

Los alumnos y profesores constituyen los elementos personales del proceso, siendo un aspecto crucial el interés y dedicación de docentes y estudiantes en las actividades de enseñanza- aprendizaje. Los objetivos sirven de guía en el proceso, y son formulados al comienzo de la programación docente. La materia, por su parte, constituye la sustancia, el conocimiento que es necesario transmitir de profesor a alumno, y que debe ser asimilada por este. Constituyen las técnicas de enseñanza, los medios, los métodos a través de los cuales realizaremos esta labor docente. Por último, el entorno condiciona en gran medida el proceso.


 

 

 

EL PROCESO DE ENSEÑANZA- APRENDIZAJE

La comunicación es un componente básico del proceso de enseñanza-aprendizaje (a partir de ahora E-A), siendo la estructura mínima de este proceso la siguiente:


- Emisor y receptor participan en el proceso con sus ideas previas, poseen una información, una percepción sobre lo que están haciendo, preven las consecuencias que se van a derivar de ese proceso… No es lo mismo una conversación informal que dar una clase o exponer un proyecto ante un tribunal.

- El mensaje recoge el contenido del intercambio, y este puede ser verbal o no verbal, novedoso o redundante, explícito o latente… Existen una serie de consideraciones a tener en cuenta sobre los mensajes:

-    Todo mensaje posee un contenido informativo y un contenido conativo, es decir, por una parte se transmite con palabras (por ejemplo "vete a tu sitio") y por otra se muestra el modo de relación que se quiere mantener, a través del tono, los gestos… No es lo mismo decir "¡vete a tu sitio!" con gritos, que pidiendo por favor, con tono suplicante… La relación que se refleja en cada caso entre profesor o educador  y alumno sería muy distinta.

-    Todo mensaje posee dos tipos de estructuras o niveles: el nivel latente o profundo y el superficial o explícito. Hay cosas que se dicen y cosas que se "suponen", cosas que están por debajo de lo que decimos, aquí juegan un papel muy importante las ideas previas del profesor, su ideología…

-    Todo mensaje está constituido por unos signos y un significado. A nivel de la enseñanza este es un aspecto fundamental a tener en cuenta al elaborar y transmitir mensajes instructivos. El profesor debe hacer que el alumno comprenda el significado del mensaje del modo adecuado, recordad aquí el ejemplo de "1704"  y  "S0PA".

-    Todo mensaje es una unidad comunicacional constituida por múltiples unidades informativas, las cuales en su conjunto conforman la totalidad del mensaje. Es como un mosaico, cada pieza aislada no tiene sentido, pero si lo tiene su puesta en conjunto.

-    Todo lo que el sujeto hace se convierte en mensaje tanto para si mismo como para el interlocutor. Cuando se expone un tema, no sólo se expone un contenido, sino también unas actitudes, una forma de ser. No es lo mismo dar una clase con un tono lento y aburrido, que con un tono jovial y alegre. Aunque se exponga lo mismo, el alumno lo verá de forma totalmente distinta.

Hemos explicado los elementos básicos del proceso comunicativo, pero existen otros también de gran importancia:

-    El canal es el vehículo  a través del cual se transmiten los mensajes: el lenguaje verbal directo, el material escrito, los gestos, las imágenes… cada canal posee una capacidad específica. No será lo mismo exponer un tema oralmente, por escrito o mediante un video.

-    Los ruidos son aquellas perturbaciones que afectan negativamente al proceso comunicacional. Pueden ser de muy diverso tipo: una mala acústica, estímulos que distraen, la deficiente vocalización del docente…

-    El código. Los signos que utilizamos pueden ser de diverso tipo: los indios hacían sus mensajes utilizando el humo, en matemáticas se utilizan números, los sordomudo utilizan las manos y en general todos nos comunicamos verbalmente o por escribo a través de signos alfabéticos.

- En relación con el código tenemos la codificación y decodificación de los mensajes: el emisor codifica el mensaje, el receptor debe tomar esos signos y darle significado. Para eso el emisor debe usar signos que el receptor comprenda. A veces ocurre que alguien sabe mucho de una materia, pero no consigue explicárselo a sus alumnos porque usa unos signos, un vocabulario que no llega al alumno, el alumno no lo comprende. Esto es algo fundamental y básico en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

-    Y ya para terminar tenemos el feedback o retroalimentación. En la relación entre emisor y receptor se genera siempre una corriente de respuesta (verbal o no) a los mensajes del interlocutor, esto nos permite ir ajustando la intervención a esta respuesta. Los educadores debemos estar siempre pendientes de los mensajes, sean implícitos o no, de nuestros alumnos: si vemos que se aburren, cambiar el tono de voz, incluir una anécdota, alguna gracia… Si ponen cara de "no entiendo ni palabra", reforzar con ejemplos…

Vamos a hacer algo "práctico" con todos estos contenidos. ¿Cómo podemos ver esto reflejado en la práctica diaria? Ejemplificamos a continuación el proceso:

1. El profesor/educador desea explicar un tema.
2. Para ello tendrá que convertir los conocimientos o datos sobre el tema en un mensaje que enviará a sus alumnos mediante unos signos.
3. Los signos seleccionados podrán ser de diverso tipo en función de las preferencias del profesor, de la naturaleza del tema-idea a transmitir… Así seleccionará palabras según sea el tema o según quiera él tratarlo, después organizará ese material, le dará estructura, secuencia, y por último le dará un sentido a las cosas que realiza.
4. Esos signos, una vez enviados, llegan al receptor por diversos canales (vista, oído, tacto…). El receptor no recibe ideas, sino estímulos físicos: ondas sonoras, estímulos visuales y táctiles…
5. El alumno reconvierte esos estímulos físicos en información, da significado a los signos que recibe, los traduce.  Naturalmente esto sucede si el educador ha emitido unos símbolos que el educando puede interpretar. Si un profesor da una clase en inglés a alumnos que no conozcan los signos de tal idioma y su sentido no podrán "traducir", dar significado a os signos recibidos.
6. Posteriormente esa información generada a partir de los signos recibidos es procesada mentalmente por el alumno. Elaborará esos signos, dándole un sentido más pleno a la información, la relacionará con los conocimientos que posee y en su caso, la memorizará.
7. Una vez aquí el alumno reacciona ante el mensaje recibido: almacena la nueva información, responde al mensaje, solicita matizaciones, resuelve la tarea propuesta…
8. A lo largo de todo este proceso se han podido ir produciendo interferencias que han podido afectar al conjunto del proceso (por ejemplo, "X estaba distraído", "Y no conocía los temas anteriores fundamentales para conocer este y no ha sido capaz de comprender la explicación"…) o a partes o segmentos aislados de dicho proceso (por ejemplo, si las dispositivas no pudieron verse por falta de luz, si en las últimas filas no se oía  bien al profesor cuando alguien hacía algún ruido…).
9. Todo esto es un sistema, estamos viendo que para llegar al alumno es necesario ir superando "barreras": poseer una buena información, codificar bien los mensajes, transmitirlos de forma clara, el mensaje debe ser decodificado, comprendido por el alumno…
10. A lo largo del proceso no solo se han ido transmitiendo informaciones sino también mandatos (Expresos: preguntas, órdenes… Tácitos: necesidad de estar atentos, de guardar orden y responder a lo que se está preguntando…), definiciones de la relación (se indica que papel juega el alumno y cual juega el profesor, en este caso: el alumno atiende y el profesor explica) y refuerzos (alabanzas, miradas de apoyo, de atención…). Todo esto juega un papel fundamental desde el punto de vista educativo.
11. Y todo ello se produce en un determinado contexto, que le da sentido a todo el proceso. No es lo mismo una clase de matemáticas en un instituto, que una clase de manualidades en una asociación, una clase de natación en una piscina…

 

 



 

Curso a distancia: APRENDER A ENSEÑAR: FORMACION DE FORMADORES

Duración: 250 horas.
 

Matricula: ofertas y descuentos 

 
MATRICULA ABIERTA TODO EL AÑO.

2 DIPLOMAS: DIPLOMA acreditativo, con nº de horas, contenidos y calificacion + Diploma de Animador Especialista en Dinamica de Grupos.

El Curso se compone de 2 modulos: Aprender a Enseñar y Dinamica de Grupos.

Los alumnos que hayan realizado el curso de Animador Especialista en Dinamica de Grupos, solamente deben matricularse en el modulo 1: Aprender a Enseñar 



FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion

 


   Tambien para Latinoamerica
  






ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@yahoo.es
http://animacion.synthasite.com


Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

 

 

 Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE